REALYDAD, Por la Verdadera Independencia

No más agua embotellada

EL MONOPOLIO DE URIBE


 

REALYDAD.TK3.NET

Ayer conocimos las verdaderas intenciones de Álvaro Uribe, acabar con el terrorismo de las FARC, para monopolizar, Él solito, el mercado colombiano de bala, el narcotráfico y consolidar el terrorismo de estado.

Anuncios

Archivado en: Alvaro Uribe, Camisetas estampadas, Caricaturas, Colombia, Conflicto Armado, FARC, GRAFYCA, MEDYOS, POLÍTICA, ,

24 Responses

  1. jejeje, pues claro, si a eso le dicen estado moderno.

  2. REALYDAD dice:

    Que bueno que nuestro amigo de Juglar del Zipa nos visite, nosotros también visitamos frecuentemente tu blog

  3. rodrigo restrepo yepes dice:

    que es lo que quieren estos neo comunistas al fin tenemos un presidente que se le enfrenta a esos asesinos ,animales de monte que no se han dado cuenta que el comunismo se encuentra agonizando desde finales de las años 60 y principios del 70.Tenemos filocomunistas com señor Gaviria el del polo que dio via libre a la comercializacion de la marihuana trayendo ,del cabello, la famosa dosis personal con la cosabida cantinela de que perseguir el consumo era atentar contra el lilbre desarrollo de la personalidad claro que se le quedo en el tintero el evitar sanciones contra las personas que venden dosis personales pues este tambien esta ejerciendo el libere desarrollo de su personaidad.Y como una tonelada o dos se diluluyen en dosis personales no se ve porque ,de acuerdo con ese plantemaiento se sanciona a los grandes narcotraficnates pues estos al vender tneladas estan haciendo haciendo patria y al mismo tiempo estan ejreciendo el libre desarrollo a su peronsalidadpais y a los drogadictos.En este orden de ideas sancionar al homicida ,al ladron,al estafador etc es igualmente atentantorio contra el libre desarrollo de la personaildad tova vez que esa persona al matar,al robar,al estafar esta ejeciendo el libre derecho al desarrollo de su personalidad.Estamos enun pais donde los marihuanos,los excrementos sociales estanb llegando a las camaras legislativas para por ,medio de leyes,legalizar sus vicios para muestra un boton homosexuales en las camaras abogando por el matrimonio entre homoseuales como vamos,se llegara el momento en que ser hombre o mujer esta fuera de moda pues lo nomal sera ser gay.

  4. Albatros dice:

    El coeficiente mental de los uribistas se ve perfectamente reflejado en el comment de restrepo yepes. todo el que no está con ellos, es terrorista o comunista.

  5. La cosa está tensa….
    Saludos!

  6. IGNORANCIO dice:

    1) Chavez no dijo mentiras, Quien, que viva en Colombia, no sabe Que: 1) Uribe es PARAMILITAR 2) MENTIROSO , convirtio la noche en día, le quito las horas extras a los trabajadores. Dijo Q acabaria con la guerrilla en 6 meses y van como 54 Meses. 3) Derivados del 1 y 2 Práctica 1 politica de doble moral (Maquiavelo). No soy ni de Izq ni Dere. Especulemos X 1 momento Acaban con todos los guerrillos. Será Q eso acaba la pobreza, el hambre , los cientos de niños Q mueren diariamente X hambre, los millones de familias que se acustan sin comer, Q no tienen donde Vivir, salud, con Q pagar los impuestos de guerra, los servicios publicos y la imposición de impuestos REGRESIVOS. 1 Grupo de Personas esta con Uribe los ricos insencibles. Comprobado el 90 % de la población Colombiana trabaja para el 10 % Que son la clase dirigente. Dios los bendiga y Q algun día chichombia cambie. Yo ya Cambie. Pago lo justó en equidad y proporcionalidad.

    • chavacano dice:

      hay que mas quiere uribe esta acabando con los pobres, apunta de hambre. nisiquiera fue capaz con la guerrilla que son sus peores enemigos, y asta tirofijo se canso de esperar que lo capturaran y ya se murio.

  7. omar silva dice:

    PEDASO DE TONTOS NO SABEN NI LO QUE DICEN URIBE A SIDO NUESTRO MEJOR PRESIDENTE MIREN LO QUE HA HECHO O QUE? QUIEREN QUE VUELVA PASTRANA MIREN MAS ALLA DE LAS BABOSADAS QUE DICEN

  8. maria arévalo dice:

    me parece un asco su sitio web, es denigrante. usted o ustedes deben ser unos mamertos de pacotilla. gustele o no el señor uribe ha tenido mano dura hasta con usted/ustedes. se nota que usted no tiene ni un centavo en donde caerse muerto, se nota que usted no paga impuestos, se nota que usted es un vago que no tiene el corazón de hacer país, ni le interesa. por qué no se largan para venezuela y hacen su república allá junto con piedad y con sterling y con leyva y no nos jodan más que nosotros felices con nuestro presidente ahhhh y no se le olvide llevarse al guerrillero del borja junto con el asco de petro guerrillero del m-19 que ni pagó por sus pesadeces cuando fue guerrillero y ahora lo tenemos de senador no me crea tan pendeja. ustedes son unos CULAZOS PARÁSITOS.

  9. REALYDAD dice:

    Hola Maria, estamos satisfechos y complacidos al ver que pudiste descargar toda tu inmenso odio y rabia contra nosotros y te felicitamos que lo hagas mediante la discusión y ojala jamás llegues a los golpes o peor aun a tomar las armas.

    Por otro lado Si crees que este sitio Web es un asco déjanos tus sugerencias para mejorar, eso si que no sea ver Noticias RCN, escuchar la FM, leer las columnas de José Obdulio y de el exministro Fernando Londoño Hoyos y apoyarle lo que sea como fanático furibista al presidente Uribe.

    Estamos de acuerdo contigo en lo que dices:-“gústele o no el señor Uribe ha tenido mano dura hasta con usted/ustedes.-” y es precisamente de eso es lo que estamos cansados de que nos de tanta mano dura y nada de corazón grande como si lo prometió.

    Y por ultimo no nos vamos a Venezuela simplemente por que como tu lo dices no tenemos en que caernos muertos, de lo contrario si lo haríamos, nos encanta viajar y conocer sitios hermosos como lo es Colombia, además no simpatizamos mucho con algunas políticas de Hugo Chávez.

    Maria Arévalo gracias por tu comentario y esperamos que en el próximo seas mas constructiva, “paciencia Hijita”.

  10. pedro suarez dice:

    Los que defienden a Uribe son los que nunca han atravesado por situaciones adversas en sus vidas y tienen dinero , vaya uno saber cómo lo obtuvieron (A punta de salarios de hambre , sin prestaciones ,sin salud ,etc) , no creo mucho . Por fin una columna donde uno puede expresar sin resentimientos de nínguna índole . Sigan adelante .

  11. arkano dice:

    EL DEBER DE DEBER

    LE DEBO MUCHO HA ESTE GOBIERNO, le debo mi vivienda a quince años y mi micro crédito para poder cultivar, le debo el crédito para mi apto, debo mi crédito para la universidad, debo mis cuotas para el carro, debo las cuotas prepago para mi salud, debo varias facturas de servicios financiados, debo mi crédito de libre inversión -de valores- y debo el cupo de mi tarjeta de crédito, debo algunos prestamos y sobregiros de mi empresa y mi chequera, debo el cable de cultura mediática que consumo, debo varios valores agregados (IVA), debo algunos impuestos para sentirme seguro, debo algunos aportes para mi cesantía o vacancia laboral y debo hasta mi seguro de vida, le debo todo eso y mas, DIRECTAMENTE O A TRAVÉS DE OTROS, y lo mejor, él esta agradecido de que le deba, esta agradecido con mi deber, con mi deber de prestarle mi servicio militar, mi deber de prestarle mi trabajo, mi deber de prestarle toda mi avaricia y mi capacidad de consumo, con mi deber de prestarle mi conocimiento y mi deber de prestarle todo lo que tengo, como garantía de mi supervivencia, ÉL, este estado esta feliz de que le deba por que es la mejor manera de administrar el control, el poder y la libertad sobre la sociedad. Por que la mayor esclavitud y opresión es la del DEBE Y la del DEBER, la cadena casi hereditaria que en los señores nobles mantienen atados a sus siervos prestándole, la tierra, los medios de trabajo y de vida, como aquí, en el campo se arrienda una parcela al campesino que debía pagar parte de lo cosechado, debía el alojamiento , debía lo que se comía y lo que utilizaba para cultivar, al final le debía todo, y ni con su trabajo, ni el de sus generaciones futuras podía pagarlo, LA DEUDA SE HEREDA y nosotros estamos heredando EL DEBE de una deuda externa y ahora interna de consumo. Heredamos el deber contraído con la patria y damos todo nuestro bienestar por el deber. En la actualidad los que nos explotan y este gobierno que administra, nos siguen prestando y prestando como prestantes que son, y la estructura financiera sigue controlando nuestros DEBERES, se dice que hay que embargar todos nuestros esfuerzos para desarrollarnos, en ello DEBEMOS seguir, pagando lo que debemos y debemos seguir contrayendo deudas ES NUESTRO DEBER!!!!!!!! Quisiera poder agradecer a un estado que me PROVEE todo y no tener que DEBER al que me alquila la vida embargándome la existencia. NO necesito adquirir deudas por y para mi bienestar, no necesito adquirir bienes para endeudarme y en deu-darles mis valores a un gobierno que administra los valores sobre la lógica de financiación, solo le debo la vida a mis padres, los valores a la familia y los amigos, le debo los recursos a la naturaleza, el progreso y el trabajo se lo debo a otros que como cualquiera se han esforzado humilde, honesta y dignamente, con ellos tengo un DEBER. LO TRISTE ES QUE DESDE QUE NACÍ LE HE DEBIDO A MUCHOS GOBIERNOS QUE ADMINISTRAN UN ESTADO DE MAL ESTAR, que me ha embargado con mis deberes, mis deudas y mis dudas, ESTE ESTADO Y NACION PROGRESAN SOBRE LOS CRÉDITOS, PERO YO NO PROGRESO SOBRE MIS DEUDAS, realmente no se cree en mi y no se me ha dado el crédito por mis capacidades, me embarga en sus servicios como siervo y debiéndole todo, me ha embargado hasta la conciencia y ahora me embarga la tristeza. LA FELICIDAD DEL DEBER ES MIA CON LOS DEMAS Y NOS DEBEMOS A LOS DEMAS COMO A NOSOTROS POR IGUAL, la libertad es la del valor de reconocer y la de los VALORES MORALES Y MATERIALES, NO ESCLAVISADOS ¡NO FINANCIADOS! Espero poder romper esta BOLSA DE VALORES en que me tienen asfixiado y secuestrado, espero poder ganar VALOR sobre mis valores morales y mis deberes sociales, de los cuales nunca recibiré ni daré intereses, de los cuales no me pasaran factura, y de los cuales recibiré la seguridad de la libertad y no la esclavitud de una deuda. Solo ESTAMOS EN DEUDA con la sociedad.

  12. arkano dice:

    QUE NO NOS VENGAN A MONTAR TERROR-ISMOS!!!!!!

    Beligerante viene de belicoso y significa proclive al combate, eso no son las FARC acaso? Entonces por que tanto MIEDO DEL GOBIERNO DE URIBE por esa definición?, PREFIERE EL DE GENERADORES DE TERROR, TERRORISTAS porque? Reflexión, Si todos tienen todo lo que yo puedo tener y disfrutar, nadie querrá robarme, ni asesinarme, ni violentarme, ni viviré con miedo o envidia de los otros, la tranquilidad del bienestar general desmontara el TERROR de desfallecer en esta supervivencia, y desmantelara el miedo, que es el único poder que verdaderamente nos mantiene oprimidos, EL VALOR GENERA LA LIBERTAD pero no el valor iconoclasta del dinero, no la libertad mercantil de poder acaparar todo y con-sumirnos en eso, SINO EL VALOR DE RECONOCER LO QUE SE PUEDE HACER Y EL BIENESTAR PRODUCTIVO QUE ESO NOS GENERA A TODOS, esa es la SEGURIDAD QUE NECESITO, y solo la perderé cuando POR LA AMBICION me APROPIE DE ALGO Y PRIVE A OTRAS PERSONAS de las cosas que yo disfruto y amo, en ese momento el terror a perderlo o a que otros lo recuperen ME PRIVARA DEL MAS PRECIADO VALOR, EL DE MI PAZ. LOS QUE UTILIZAN MI MIEDO -a perder un valor acumulado que no vale nada sin mis valores morales de compartir y solidarizarme para no quedarme solo- ELLOS SON LOS QUE INTENTAN IMPONER SUS POLITICAS DE PODER GENERANDO LA SEGURIDAD MILITARMENTE, Y NO SON PRECISAMENTE LOS QUE DEFIENDEN MI LIBERTAD, SINO SON LOS QUE ADMINISTRAN LA PRIVACION Y MI MIEDO A PERDER-la vida, mi honra, mis bienes-tares y a la gente que nos rodea- ESA ES LA VERDADERA ESCENCIA DEL TERRORISMO. ME PREGUNTO QUE O QUIEN LO GENERA?

  13. Gabiel Salazar dice:

    A los que no les gusta el gobierno de Uribe son los bandidos y terroristas que llevan 6 años sin hacer sus fechorías, OJALA ESTE OTROS 6 AÑOS MAS

  14. megasol dice:

    la gente que no esta de acuerdo con uribe no es mas sino una maldita ignorante.

    es cierto uribe y su gobierno no han sido perfectos pero que lo es en esta vida, al menos uribe se ha preocupado por quitarnos esa mala imagen que teniamos en el extrangero ya daba pena decir que eramos colombianos; es mas nos rechazaban por serlo!!!

    uribe ademas se ha enfrentado sin miedo a lo problemas que han surgido en su gobierno y ha luchado por eliminar los que dejaron los gobiernos pasados (cuna de ratas).

    y si hablamos de deuda externa y de la dependencia con EE.UU. que pena recordales que no fue uribe quien nos vendio con los gringos sino los gobiernos anteriores, quienes asumian la presidencia y tenian un objetivo claro ROBAR a colombia…milagros no podia ya hacer el señor presidente y sin embargo le ha sacado provecho a la situacion haciendo que EE.UU. nos ayude.

    ademas si los que colgaron esa foto estuvieran pensando por solo un momento en colombia estarian viendo la forma de AYUDAR no de echarle mala vibra a quien esta haciendo algo… mira la paja del ojo ajeno pero no la viga que tienen en el propio….

    nosotros los colombianos deberiamos estar orgullos de los cambio para bien que hasta ahora se han dado y demostrar que AMAMOS a colombia preparandonos para ser los lideres del futuro, para darle un rumbo a esta nacion joven que por culpa de los malos manejos se echo a perder… gracias al señor uribe que tomo el timon de este barco que estaba loco y que ahora esta tomando el concepto de nacion.

    A SI TANTO QUIEREN OTRO PRESIDENTE PORQ NO SE PREPARAN PARA SERLO, PORQ SE PRESIDENTE DE UN PAIS COMO COLOMBIA NO ES SOPLAR Y HACER BOTELLAS…

  15. sol dice:

    monopolio es el que tiene chaves quien oprime a venezuela con su gobierno comunista mandado a recoger y con su personalidad explosiva que no da sino lastima.

    por otro lado en TODOS los paises del mundo hay pobreza, hay niños que se acuestan con hambre, hay explotacion laboral, impuesto elevados y ricos que viven con todos sus lujos y comodidades gracias al trabajo q los pobres realizamos…

    pero eso no se lo debemos a uribe sino al problema de sobrepoblacion mundial

    a la mentalidad que nos han impuesto desde niños nosotros nacimos para ser gobernados y otros para ser gobernantes, nacimos para ser empleados y otros jefes…eso es un problema cultural y psicologico que hoy en dia aunq disfrazado de la frase el mañana sera mejor siguen vigente muy vigente. el mañana no existe!!! existe el hoy en que podemos hacer dia a dia por mejorar por superararnos, por ser menos ignorantes, por marcar huella. tal ves muchos de los colombianos no tenemos dinero pero tenemos un coeficiente intelectual terriblemente desarrollado aunq para cosas no debidas desgraciadamente….en cada banda de atracadores q desmantelan siempre hay un colombiano, en las noticias se ve en el incremento de robo por internet, el transporte y camuflaje tan perfecto de la droga y de echo las miles de formas que se inventaron para consumirla, EN LA CALLE HOY DIA VENDE CAUCHOS CON SABORES PARA FUMAR MARIHUANA Y UNOS TUBOS LLAMADOS BARRAS PARA HACER LO MISMO Y EVITAR MANCHARZE LAS MANOS…no es eso acaso inteligencia???….

    si lo verdad, entonces porq no ponemos a trabajar esa inteligencia en cosas productivas, podemos ser una potencia mundial y contribuir como lo hacen ellas a la contaminacion ambiental

    pero lo ideal seria que nos preocuparon pór trabajar nuestros recursos de buena manera y frenar el crecimiento exagerado de la poblacion colombiana como es posible que la taza de natalidad este en 19.86 nacimientos /1.000habitantes mientras la de mortalidad se encuentre en 5.54 muertes /1.000habitantes sin cambio alguno en este año y el 2007.

  16. bush cabron!!!! dice:

    idotas urive en un hp a la carrera les regalo nuestro amazonas, nuestro petroleo, nuestro carbon, nuestro oro, etc. no lo defiendan primero averiguen todo desde diferentes perspectivas y no por esos meios capitalistas como son rcn o caracol, investiguen y veran que nuestra colombia agoniza en deudas por esta maldita guerra injustificable….
    🙂

  17. rodrigo restrepo dice:

    Adentro mamertos,sigan respirando por la herida que a Colombia llego un presidente con los pantalones bien puestos.Les duele a nuestros mamertos criollos las situacion en la que nuestro presidente y fuerzas armadas tienen a los narcofarcasesinos.Estos angelitos llevan mas de cuatro decadas asesinando colombianos y para ellos se arropan dizque de redentores sociales.A otro perro con hueso pues esta visto que solo les interesa el rentable negocio del narcotrafico donde la gran vida se la dan los dirigentes y sus familias pues con el dinero poducto de sus rentables negocios,asesinatos secuestro y narcotrafico envian a sus familias a estudiar y a darse la gran vida en paises de corte capialista mientras sus esclavos,mal llamados guerrilleros, ponen el pecho a las balas.A esos beneficiarios del delito a aquellos que se dan la gran vida, no les averguenza el disfrute de los benficios con dineros ensangrentados.

  18. Entrevista larga pero muy interesante. dice:

    Entrevista de Virginia Vallejo a Diana Cariboni, directora de Inter Press Service

    1. ¿Cuáles son las claves del testimonio que usted prestó el pasado 11 de julio en Miami a la fiscalía colombiana sobre la toma del Palacio de Justicia?

    Confirmar la financiación de la toma por parte de Pablo Escobar y el doble objeto que con ella se pretendía: para los grandes narcotraficantes, el robo de sus expedientes del Palacio de Justicia antes de que la Corte Suprema pudiera iniciar su estudio para pronunciarse sobre sus extradiciones hacia Estados Unidos; para el grupo insurgente M-19, denunciar la desaparición de gran cantidad de antiguos miembros suyos, del Ejército Popular de Liberación y de la agrupación indígena Quintín Lame tras haberse acogido al Proceso de Paz de Belisario Betancourt, básicamente una amnistía para los miembros de grupos rebeldes que depusieran las armas. Tras tomarse el palacio, y mientras los
    guerrilleros hurtaban los prontuarios de Pablo Escobar y sus socios, los comandantes de la toma exigirían la presencia del presidente Betancourt para llevarlo a juicio por traición a los acuerdos y exigirían espacios radiales al Gobierno para iniciar el proceso de desmovilización y pasar a constituirse en partido político.

    2. Cuando publicó “Amando a Pablo, odiando a Escobar”, en una entrevista a la
    televisión colombiana, y ante la pregunta de por qué esperó hasta septiembre de 2007 para exponer sus memorias y denuncias contenidas en ese libro, usted respondió: Porque sólo ahora se cierra el círculo. ¿A qué se refería?

    Durante veinte años, había guardado un silencio hermético sobre Pablo Escobar, no sólo por terror sino por vergüenza. Me refería al hecho de que Álvaro Uribe, muy cercano a Pablo Escobar y a sus socios en el cartel de Medellín, acababa de nombrar a cuatro periodistas salidos de El Tiempo, el mayor diario del país, como ministros y a otro de sus propietarios como Vicepresidente. La enorme tajada de la pauta publicitaria del Estado – que en Colombia es el mayor anunciante – permitiría a la familia Santos subir el precio de Casa Editorial El Tiempo en momentos en que salía a la venta y los gigantes editoriales españoles Grupo Prisa y Planeta se la disputaban. El Ministro de Defensa, Juan Manuel Santos, por su parte, se encargaría de la distribución de cinco
    millardos de dólares en ayuda militar de los Estados Unidos a Colombia y de la
    renovación de la flota aérea. Uribe nombró como Ministro de Relaciones exteriores a María Consuelo Araújo, hija y hermana de paramilitares cercanos al ex presidente Alfonso López, como embajador en París a Ernesto Samper, el ex presidente que recibió ocho millones de dólares del cartel de Cali para su campaña en 1994, como embajador en Madrid a Nohemí Sanín, prima política de Jorge Ochoa del cartel de Medellín, y como asesor presidencial a José Obdulio Gaviria, primo hermano de Pablo Escobar Gaviria. Y El Tiempo y la gran prensa guardaron total silencio.

    Al mismo tiempo, los dueños de Neways, la multinacional que me había despojado de mi patrimonio y obstruido durante diez años la valoración de mi caso en una millonaria demanda de agencia comercial, se encontraban en el banquillo en Utah; el juicio contra los Rodríguez, jefes máximos del cartel de Cali – en cuya emisora radial había yo trabajado en 1984 cuando Gilberto Rodríguez sobornaba a presidentes de la República, senadores, gobernadores, generales, procuradores y fiscales delante de mí – estaba a punto de iniciarse en una corte de la Florida; y Alberto Santofimio, el candidato de Pablo Escobar, estaba siendo juzgado por presunta autoría intelectual en el asesinato de
    Luis Carlos Galán en 1989. Todo se conjugó en un mismo mes, de manera providencial, y decidí ofrecer mi testimonio en los tres procesos y en el caso del Palacio de Justicia en 1985, a sabiendas de que me caería el mundo encima.

    3. ¿Qué pasó con las fotografías de víctimas del Palacio de Justicia que usted recibió, a manera de amenaza? ¿Qué contenían? ¿Quién cree que las envió? En el libro afirma que se las entregó a Escobar. ¿Volvió a verlas?

    Nunca supe quién me las envió, casi un año después de mi reunión con Pablo Escobar e Iván Marino Ospina a mediados de agosto de 1985, dos semanas antes de la muerte del comandante del M-19 en combate con el Ejército. Contenían imágenes de los cadáveres de dieciséis personas que habían sido torturadas, desolladas, castradas o violadas de la manera más salvaje. La carta que las acompañaba decía que me harían lo mismo que a aquellas inocentes personas, para hacerme pagar por los crímenes de mi amante y por haber participado en reuniones con guerrilleros. Tras los hechos del Palacio de Justicia,
    yo me había jurado no volver a ver a Escobar, y para 1986 vivía en Cartagena e iba a casarme con el director del Acuario de las Islas. Estaba aterrorizada, no sólo por mi sino por mi futura familia, y decidí viajar a Medellín para entregarle a Pablo las fotografías, averiguar si lo que decía la carta era cierto, y pedirle protección. Él se quedó con todo, para ver si sus contactos en los organismos de inteligencia podían identificar las voces de quienes me amenazaban permanentemente por teléfono, y relacionarlas con las huellas digitales de las fotos y la grafología de la carta. Cuando, por razones explicadas
    en mi libro, nos volvimos a ver unos meses después, Escobar me confirmó que los cadáveres pertenecían a las personas detenidas tras la toma del Palacio, a quienes los militares habían torturado hasta la muerte para averiguar si eran guerrilleros, y si tenían información sobre siete millones de dólares en armas y dinero que los narcotraficantes supuestamente habían pagado a otros comandantes del M-19. En realidad, les había entregado dos millones, uno en efectivo a Iván Marino Ospina y uno en armas a Álvaro Fayad, el comandante máximo del grupo rebelde, y había prometido aportar otros cinco para la campaña electoral del M-19, una vez se convirtiera en partido político legítimo,
    si le ayudaba a declarar inconstitucional el tratado de extradición con los Estados Unidos. Escobar me describió las torturas infligidas a las víctimas – dos de ellas con nombre propio – ordenadas y supervisadas por el coronel Edilberto Sánchez Rubiano, a quien calificó de carnicero. Miembros del B-2, Inteligencia Militar, se las habían descrito a El Mejicano – Gonzalo Rodríguez Gacha, su mejor amigo y socio, residente en Bogotá y muy cercano a sectores del Ejército – y sus contactos en el F-2 de la Policía en Medellín habían corroborado la información. Nunca volví a ver las fotos ni la misiva que las acompañaba; Pablo me suplicó que intentara olvidarlas y, según creo, las quemó cuando no se pudo averiguar nada. Estoy segura de que quien las envió había presenciado las torturas o participado en ellas. Como yo era entonces una conocida periodista de televisión y radio, el remitente pretendía hacerme creer que Pablo y El
    Mejicano, hombre de extrema derecha involucrado en la muerte de centenares de dirigentes del partido socialista Unión Patriótica, habían pagado al Ejército para que asesinara a los seis comandantes guerrilleros que participaron en la toma o en su planeación para no pagarles el saldo prometido, y que los capos eran los grandes responsables de todo lo ocurrido durante aquella jornada de espanto.

    4. ¿Cómo cree usted que el ejército supo previamente de la toma del Palacio de Justicia?

    No creo que el ejército supiera de la toma o conociera su fecha. Pero las autoridades estaban al tanto de las amenazas de Los Extraditables – como se autocalificaban los grandes narcotraficantes – a la Corte Suprema de Justicia. En aquellos días, Escobar no era todavía el terrorista de sus últimos seis años, el de los US $5,000 por cada policía muerto, las bombas en los centros comerciales y el avión de Avianca, o el atentado al servicio secreto DAS con ochocientas víctimas entre muertos y heridos. Para 1985, todavía invitaba a sus enemigos a escoger entre ¡Plata o plomo! Yo estaba convencida de que, ante la posibilidad de que la Corte Suprema ordenara su extradición a Estados Unidos, Pablo había viajado nuevamente a Centroamérica. Luego supe que en
    ese año había enviado coronas de flores y cartas amenazantes a los magistrados que decidirían sobre su extradición y unos días antes de la toma, que tuvo lugar el 6 de noviembre de 1985, los periodistas nos enteramos de una reunión de los altos mandos en el Club Militar para estudiar el refuerzo de la seguridad del palacio ante las amenazas de Los Extraditables.

    5. ¿Qué piensa usted hoy sobre los motivos de la masacre?

    Como la justicia aún no estaba sistematizada, al prenderle fuego al Palacio y asesinar a los magistrados a sangre fría para que no quedaran testigos, los militares y los organismos de inteligencia se aseguraron de que 1,800 procesos por violaciones de derechos humanos desaparecieran para siempre; y, al atribuir al M-19 – responsable de la toma, más no del incendio y la masacre – toda la culpabilidad de aquella tragedia histórica, las fuerzas armadas y los dos partidos tradicionales beneficiarios de los narcos se aseguraron de que ningún grupo insurgente se convirtiera en partido legítimo y les disputara algún día el poder. En lo que toca a los detenidos, ya hemos explicado la razón
    de su muerte y desaparición forzada.

    6. La periodista irlandesa Ana Carrigan, en su libro El Palacio de Justicia Una
    tragedia colombiana, sostiene que éste es de esos raros eventos que arrojan luces sobre toda una época. ¿Qué cambió en su país luego del Palacio de Justicia, por ejemplo en cuanto al papel de los militares?

    Ana Carrigan siempre negó la relación del narcotráfico con el M-19, lo cual prueba el desconocimiento que se tiene en el exterior de la realidad colombiana. La financiación de la toma por parte de Pablo Escobar, y las razones para aquel pacto entre extraditables y guerrilleros, cambian totalmente la visión que se pueda tener de aquella tragedia y de sus consecuencias, que duran hasta hoy. Pero también prueban el éxito en el encubrimiento de los crímenes de Escobar por parte de medios como Semana, revista de Felipe López Caballero dirigida por Alejandro Santos, que a lo largo de los años ha protegido ferozmente a la viuda de Pablo Escobar y sus hijos de las acciones civiles de
    miles de víctimas.

    Con raras excepciones, los crímenes de lesa humanidad cometidos por los militares – como los perpetrados durante las guerras – quedan en la impunidad. La justicia penal militar casi siempre los absuelve con argumentos de que el subalterno obedeció órdenes de superior, y éste cumplió con su deber de proteger el Estado de Derecho. En Colombia, los oficiales purgan condena en una guarnición militar o reciben la casa por cárcel, es decir, su palacete por cárcel, porque allá no hay generales pobres. En el caso del coronel Edilberto Sánchez Rubiano, director del B2 – el mismo organismo que en 1989 suministró a los dieciocho asesinos de Luis Carlos Galán los carnets para que pudieran acercarse a pocos metros del candidato presidencial y dispararle – el juez lo
    acaba de dejar en libertad por vencimiento de términos, tras pagar una multa de US $4,000 por ordenar y supervisar la violación, tortura, muerte y desaparición forzada de más de una docena de personas. Mi testimonio de cinco horas ante la Fiscal Delegada para el reabierto caso de la Toma del Palacio de Justicia fue hurtado y filtrado a El Tiempo, el diario controlado por la familia del Vicepresidente Francisco Santos y dirigido, hasta hace pocos meses, por el hermano del Ministro de Defensa Juan Manuel Santos. Lo editaron y adulteraron antes de publicar sólo las partes que incriminaban al M-19 con Pablo Escobar, y no las atrocidades cometidas por los militares o mis solicitudes de investigación de organismos y personalidades vinculadas con los hechos y con el narcotráfico. Pocos días después, el exdirector del B-2 y el ex candidato presidencial de Pablo Escobar, Alberto Santofimio, fueron liberados. Éste ya había pasado años en la cárcel por enriquecimiento ilícito y en 2007 había sido condenado a veinticuatro años de prisión por autoría intelectual en el asesinato de Luis Carlos Galán
    en 1989 a manos de los hombres de Escobar. El juicio había sido cerrado tan pronto como yo ofrecí testificar contra él y toda la clase política; la de ayer y la de hoy, porque son exactamente los mismos con distintas parejas.

    El uso que Colombia está dando a la impresionante ayuda militar que recibe está legitimizando las más aberrantes violaciones de los derechos humanos y polarizando en contra suya a la mitad de Suramérica. En un país con un mínimo de justicia social y un sistema judicial medianamente eficiente Pablo Escobar y los carteles no hubieran prosperado. Los capos de la droga simbolizan, como nadie, el triunfo de la impunidad, porque una nación corrupta hasta el tuétano es no sólo pobre sino que sufre de complejo de culpa, y mi antiguo amante sabía, mejor que nadie, que a un Estado minado y débil se lo arrodilla fácilmente con el uso del terror. En un país serio y con una prensa independiente, Pablo Escobar llevaría cuarenta años en la cárcel, los cómplices de los carteles no estarían en el palacio presidencial y la embajada en Londres, los militares del Palacio de Justicia habrían recibido cien cadenas perpetuas y el Ministro de Defensa Juan Manuel Santos hubiera tenido que responder ante la Corte Penal Internacional por los falsos positivos, más de tres mil jovencitos que salieron de sus casas para prestar el servicio militar obligatorio – para los pobres – pero fueron asesinados por miembros del ejército para cobrar recompensas por guerrilleros muertos en combate.

    7. El gobierno de México militarizó el combate al narcotráfico y la cantidad de
    asesinatos no ha dejado de subir. ¿Usted ve similitudes con el caso colombiano?

    Los gobiernos mejicanos no hicieron nada frente a algo tan monstruoso como el
    fenómeno de las mujeres de Juárez, quinientas treinta humildes trabajadoras de las maquiladoras violadas y muertas a manos de sádicos, dentro de ritos iniciáticos de los asesinos de los carteles. Ahora, con la guerra que azota la zona fronteriza con los Estados Unidos, la policía mejicana está pagando el precio de toda esa complicidad con el narcotráfico, toda esa indiferencia ante crímenes de lesa humanidad. Y esta vez le tocó el turno al ejército mejicano de enfrentarse a lo mismo que aquel medio millar de niñas inermes: números cada vez mayores e incontrolables del tipo de hombres a quienes el dinero convierte en monstruos, dispuestos a todo para continuar disfrutando de la impunidad y a hacerse matar antes de caer en manos de otros torturadores o de regresar a una vida de privaciones.

    Creo que, en materia de narcoguerras contra el Estado, México va de ida y Colombia, tras la muerte de Escobar en 1993, viene ya de vuelta. La persecución contra el capo a finales de los ochenta y principios de los noventa legitimizó a los paramilitares enemigos suyos, que literalmente se convirtieron es socios del Estado y de los magnates embotelladores. Tras los golpes propinados a la guerrilla y el asesinato de muchos líderes sindicales y periodistas en zonas rurales, los paramilitares han pasado a manejar
    el negocio de la droga y operan con niveles aberrantes de impunidad. Y últimamente he observado un fenómeno muy inquietante en ambos países: los militares de mayor rango confiesan que los subalternos, en cantidades masivas, se les están saliendo de las manos y convirtiéndose en auténticas bandas de delincuentes uniformados. Al igual que en Colombia, en la frontera mejicana con Estados Unidos muchos policías se colocaron al servicio de los carteles. Y en las zonas rurales de mi país, el ejército participa en las masacres o se hace el de la vista gorda ante la sevicia de grupos paramilitares contra los líderes sindicales, la prensa de oposición, los indígenas y las mujeres. El propósito de todo esa guerra sucia, tan ausente de la gran prensa como La Violencia de los años 50,
    es que Álvaro Uribe, Juan Manuel Santos y los militares puedan seguirle vendiendo al mundo y, sobretodo al Pentágono, la derrota de las FARC, para seguirse repartiendo los billones de dólares en ayuda militar norteamericana a Colombia. La dolorosa verdad es que en América Latina, sobretodo en los países exportadores de drogas, los grupos rebeldes existirán y seguirán creciendo mientras no exista un sistema judicial eficiente, base de toda sociedad equitativa y civilizada. Las FARC no han desaparecido: simplemente se han replegado hacia el interior de las selvas donde han vivido siempre.

    8. ¿En qué situación de seguridad está usted en este momento?

    Cuando cerraron el juicio contra el excandidato presidencial Alberto Santofimio para que yo no pudiera testificar, pedí protección al gobierno de los Estados Unidos. Ofrecí al Departamento de Justicia mi evidencia en el proceso USA vs. Mower (dueños de Neways International) y la información en mi poder sobre los vínculos de la clase política con la familia Rodríguez Orejuela, en cuya estación de radio había yo trabajado a mediados de los 80, cuando su director era el expresidentes Carlos Lemos Simmonds y sus dueños no eran todavía los archienemigos de Pablo Escobar. En julio 18 de 2006 llegué a Miami en un avión de la DEA y la noticia causó revuelo internacional. Resultó que el Departamento de Justicia me necesitaba únicamente para un caso de USA vs. Rodríguez-Orejuela ocurrido en 1997. Yo había visto a Miguel Rodríguez sólo una vez
    en mi vida, en 1984, cuando lo entrevisté en un concurrido coctel sobre una copa que su equipo de fútbol, el América de Cali, acababa de ganar; y a su hermano Gilberto lo había visto por última vez al otro día de salir de la cárcel en 1987, cuando pasó por mi casa con Alberto Santofimio camino del apartamento del ex presidente Alfonso López y su mujer, Cecilia Caballero, donde celebrarían su libertad con Ernesto Samper. Unos días después, Pablo y yo nos despedimos para siempre, porque se iba a esa guerra contra Cali y contra el estado que no pude parar y que estalló unas semanas después. De haber visto a alguien de aquel mundo estaría muerta: no sólo interceptaba mi teléfono, sino que a partir de enero de 1988 se convirtió en un monstruo que asesinaba con motosierras a un promedio de treinta personas diarias por la menor sospecha de cualquier vínculo con el cartel de Cali. Me dejó en la pobreza para obligarme a vivir en
    Colombia y mi vida se convirtió en un infierno de llamadas a las emisoras que acabaron con mi carrera, y amenazas de sus enemigos y sus cómplices. Todo ello, sumado al atentado que los Rodríguez Orejuela ordenaron contra mí y del que me salvé milagrosamente, me llevaron a cooperar a partir de agosto de 1988 con la División Antidrogas de Interpol Wiesbaden, cuando pude salir de Colombia con una beca del gobierno alemán.

    Si bien toda la información que entregué en Miami a la DEA y al prosecutor – el mismo del general Manuel Antonio Noriega – no servía para el caso contra los jefes del cartel de Cali, lo cierto es que a las pocas semanas de mi llegada éstos se declararon culpables y, sin tener que ir a un juicio costosísimo, los Estados Unidos tomaron posesión de los 2,100 millones de dólares que les tenían congelados y pudieron entregarle a Colombia la mitad. Como, tras mi salida, los medios de mi país cercanos a los presidentes Uribe, Samper y López me estaban acusando dizque de ser amante de los hermanos Rodríguez durante la era del narcoterrorismo – para que el Gobierno americano me colocara en la
    llamada Lista Clinton y jamás pudiera abrir una cuenta bancaria – yo hubiera podido capitalizar el hecho, suministrar falsa información para acogerme al Programa de Protección de Testigos y reclamar un cheque mensual. Pero reconocer algo tan monstruoso no sólo hubiera sido impensable y una traición al hombre que amo hace casi veinte años y que de un tiempo para acá ya no puede escucharme ni verme, sino que el cambio de identidad me hubiera significado perder la voz que recuperé tras dos décadas de silencio obligado. Como no tenía dinero para quedarme en Estados Unidos, el Departamento de Justicia me ofreció toda su cooperación para obtener el asilo político desde Colombia, donde a mi regreso me protegería el Fiscal General de la Nación. Pero
    yo sabía que me asesinarían al llegar, como había ocurrido con otras personas que habían ofrecido cooperación a las autoridades americanas – la esposa del contador del cartel de Cali y El Bandi César Villegas, sucesor de Álvaro Uribe en la Aeronáutica Civil – y decidí quedarme en este país, con mis dos moneditas de veinticinco centavos y una tonelada de equipaje. Me salvó el anticipo de mi libro Amando a Pablo, odiando a Escobar, que se convirtió luego en el bestseller número uno en el mercado hispano de los Estados Unidos. En Colombia, tras agotar 20,000 ejemplares en las primeras dos semanas, el mercado fue devorado por la piratería.

    Colombia es un país enfermo. Mis antiguos colegas me confiesan que, para mantenerse con vida o no exponerse a amenazas, hacen periodismo con guantes de seda. En Colombia los medios viven de las pautas publicitarias del Estado y pertenecen a magnates y políticos asociados con los carteles y los grupos paramilitares. Medios como El Tiempo y Semana acaban con la honra de las mujeres que el gobierno y los Santos no pueden mandar a violar de las Águilas Negras y promueven la piratería editorial para escarmentar a las escritoras que estén pensando en seguir mi ejemplo.

    Mis enemigo declarados son todos ellos, sumados a siete millones de fanáticos del gobierno para quienes me he convertido en el enemigo público número uno de la imagen de Álvaro Uribe en el exterior. Ante las amenazas que recibo por todos los conductos y la presión de los medios dizque para que se me deporte para ser encarcelada por haber escrito un libro sobre la corrupción de los presidentes Alfonso López, Ernesto Samper y Álvaro Uribe y los crímenes de sus esbirros, el servicio secreto y los militares colombianos, y ante la proliferación de páginas web y blogs colombianos y cubanos donde se pide a los colombianos comprar mis libros pirateados para matarme de hambre, sólo puedo rogar a Dios que los Estados Unidos me concedan asilo político para seguir ejerciendo el derecho de ganarme el pan con mi trabajo como escritor.

    Los familiares de los desaparecidos del Palacio de Justicia llevan veintidós años
    buscando los restos de sus seres queridos para poner flores sobre sus tumbas.
    Representan a todas las clases sociales de Colombia y son el símbolo más desgarrador de la impotencia de los inermes en un país donde la Justicia está diseñada para encubrir a quienes detentan el poder político y proteger a quienes detentan el poder económico, incluidas las multinacionales. Los inermes de ayer son los torturados del Palacio de Justicia; los de hoy son los falsos positivos, el término utilizado para referirse a cientos de adolescentes muertos a manos del Estado. Y en cuanto a lo que hicieron conmigo por denunciar toda esta narcocorrupción que crece con el paso de los días, sólo puedo decir: Ayer fui un periodista testigo de la Historia. Hoy la escribo, para los colombianos que no la vivieron. Y apenas he comenzado.

    URL:http://images.google.com.co/imgres?imgurl=http://virginiavallejo.com/0080.jpg&imgrefurl=http://virginiavallejo.com/index-es.html&usg=__8ph4-MQ6kR6X6D1UBDx5PaL0jj4=&h=1587&w=1142&sz=494&hl=es&start=12&um=1&tbnid=y_fgfkrOdmYWIM:&tbnh=150&tbnw=108&prev=/images%3Fq%3DVirginiaVallejo%26hl%3Des%26sa%3DG%26um%3D1

    In English visit virginiavallejo.com

  19. Yo dice:

    Todos piensan acerca de la mano firme de Alvaro, pero yo les invito a pensar acerca de varias cosas: La vida de los colombianos desde que Uribe es presidente es mejor? ha mejorado la educación?, la prestación de servicios de salud? (han cerrado 18 hospitales desde su mandato)Será que viajar por carretera sin ser secuestrado es un gran privilegio que debemos agradecerle al presidente?

    Miren lo que Valencia Cossio pide bajo el nombre de “Inmunidad Política” eso de cambiar la constitución fueron los planes de Fujimori, Chávez y ahora Alvaro y sus compadres. Ahí les dejo un artículo claro sobre la Inmunidad Política que no es otra cosa que un método para hacer sus fraudes con total tranquilidad. Así vamos por el refenrendo que es justo la solución a todos los problemas!

    Abracadabra: detrás de la propuesta de la inmunidad parlamentaria está la solución mágica a varios males del Gobierno

    La controvertida propuesta del Ministro del Interior Fabio Valencia Cossio de “devolver el fuero de la inmunidad” a los congresistas, tiene una intención muy clara: quitarle a los magistrados de la Corte Suprema de Justicia la potestad de juzgar e investigar a los congresistas (uribistas).
    (Por Cristina Vélez Viera – LaSillaVacia.Com) Si consigue neutralizar el poder de los magistrados para juzgar a sus amigos en el Capitolio, se libera automáticamente de tres problemas: el bloqueo de la conciliación del referendo por cuenta de la demanda de Germán Navas Talero a los 86 representantes que votaron el referendo sin la certificación del Registrador; las pérdidas electorales para su coalición en el 2010 si la parapolítica y la Yidis-Política siguen descabezando congresistas; y el creciente control y protagonismo de la Corte Suprema, uno de los contrapesos importantes que aún quedan frente al Ejecutivo.
    La propuesta, en concreto
    Para revivir la inmunidad parlamentaria, la cual existía en la Carta de 1886 y fue abolida por los constituyentes en 1991, el Congreso tendría que tramitar una reforma constitucional para que la Corte Suprema pierda la potestad de juzgar directamente a los congresistas.
    Para concretar esta idea, el Gobierno tiene que lograr que sus mayorías aprueben en ocho debates la modificación del artículo 235 de la Constitución, que es el que define a la Corte Suprema como único juez de los parlamentarios. Y que establece que si estos quieren ser juzgados por un juez ordinario deben renunciar a su investidura de congresistas y a la posibilidad de volver al Capitolio, como ya lo han hecho varios de los políticos investigados por sus nexos con los paramilitares. Por ejemplo, Mario Uribe, Álvaro Araújo y Julio Manzur, para mencionar solo algunos, renunciaron a su curul para ser investigados por la Fiscalía.
    La reforma constitucional que propone Valencia Cossio además de cambiar este artículo deberá especificar en reemplazo de la Corte, quién y cómo se procesarán los delitos de los “padres de la patria”. Hasta el momento, salvo lanzar el globo al aire, el Ministro no ha especificado su fórmula de inmunidad.
    Una posibilidad es que el Gobierno proponga volver al sistema de “inmunidad parlamentaria” que existía antes de 1991. En esa época, eran los jueces ordinarios los que juzgaban y condenaban al parlamentario, pero su fallo solo se podía ejecutar si la mayoría de la cámara a la que pertenecía el congresista aceptaba “levantarle” el fuero.
    La desaparición de la inmunidad parlamentaria fue una de las grandes conquistas de los constituyentes del 91, que buscaban evitar que la mafia se siguiera metiendo en la política. Muchos creen que Pablo Escobar tenía la obsesión de entrar al Congreso como un salvavidas para blindarse frente a las eventuales condenas en su contra.
    Otra posibilidad es que dejen que la Corte juzgue a los congresistas pero que sus condenas deban validarse políticamente en el Congreso. Es decir, que los colegas, y no los jueces, tengan la última palabra sobre si le levantan o no el fuero.
    Una varita mágica
    Más allá de si esta propuesta sale adelante, pues desde el nacimiento ya cuenta con una dura oposición, la sola promesa de inmunidad futura para los congresistas agiliza el trámite del referendo. Evita que los conciliadores sigan renunciando y retrasen la conciliación por el temor de que la demanda del representante Germán Navas Talero en la Corte Suprema siga avanzando y ellos terminen condenados por prevaricato.
    Como la investigación de la Corte sólo está en la fase preliminar, y a juzgar por la Yidis-política el fallo podría demorarse más de un año, el Congreso tendría el tiempo suficiente para aprobar la inmunidad parlamentaria y autosalvarse pues la Corte perdería competencia para juzgarlos.
    Esta movida también evitaría que el escándalo de la parapolítica siga creciendo y se lleve por delante a congresistas con votos claves para fortalecer las mayorías del uribismo en las elecciones legislativas del 2010.
    Si la Corte pierde la potestad de juzgar a los congresistas, no podría terminar de investigar a miembros de la coalición uribista como Nancy Patricia Gutiérrez, Oscar Suárez Mira, Juan Carlos Restrepo, Carlos Barriga, Odín Sánchez, Dilian Francisca Toro y Manuel Guillermo Mora contra los cuales solo hay una indagación preliminar. Fuera de ellos, hay otros contra los cuales aún ni siquiera se ha abierto investigación pero han sido mencionados en los testimonios de los paramilitares.
    Proteger a estos congresistas es fundamental por dos razones: porque muchos de ellos son caciques en sus regiones y por ende, totalmente indispensables para sacar a la gente a votar a favor del referendo.
    Y segundo, porque Uribe quiere construir un gran partido uribista para el 2010. Para ello, necesita ganarse la fidelidad de estos políticos para que haciendo uso de la figura del “transfuguismo” ya aprobada en la reforma política, dejen sus toldas y se vayan para la U.
    Por último, está la espada de damócles de la Yidis-política, cuyo último episodio fue la condena a Teodolindo Avendaño y a Iván Díaz Matteus, pero que promete involucrar a más políticos. Con la inmunidad parlamentaria, ex congresistas como Tony Jozame, hoy embajador en Brasil, y a quien la Corte ya le abrió una investigación preliminar, estarían blindados. Esto, además, reduciría el impacto político de un juicio masivo a la forma como se cocinó el segundo mandato de Uribe.
    Pero, quizás, el objetivo último de Valencia Cossio -aunque quizás inconsciente- es debilitar el poder de la Corte Suprema, con quien el Presidente Uribe lleva chocando desde que arrancó el proceso de la parapolítica hace dos años (ver cronología).
    “La propuesta del Gobierno es una censura y un veto a lo que viene haciendo la Corte Suprema. Si el Ministro del Interior pide que se le quite esta atribución los magistrados es porque no está de acuerdo con el uso que esta institución ha hecho a la facultad de juzgar a los congresistas”, afirma el ex constituyente Jaime Castro.
    En cierta forma, proponer una reforma legal que debilite en la práctica a las instituciones que le han hecho contrapeso a su poder ha sido una estrategia común del gobierno de Uribe.
    Lo hizo con el Congreso de la República al que amenazó reducir a una sóla Cámara en la primera legislatura del 2002 cuando acabar con la politiquería era su caballito de batalla. No deja de ser irónico, que ahora les esté prometiendo hasta inmunidad.
    Lo hizo también con la Corte Constitucional cuando estaba ad portas de evaluar la constitucionalidad del referendo que Uribe perdió en las urnas. El Ministro del Interior y de Justicia de la época, Fernando Londoño, alcanzó inclusive a presentar una reforma a la justicia cuyo fin principal era limitar severamente las funciones de la Corte Constitucional y los alcances de la acción de tutela.
    Para debilitar a la Corte Suprema, esta vez, no sólo propone quitarle una función esencial que es juzgar a las más altas autoridades, sino que politiza los temas judiciales y criminales que acosan a su gobierno. Si se aprueba la inmunidad, las investigaciones por la parapolítica, más que indagaciones criminales, serán vistas en el futuro como persecuciones políticas de los opositores de Uribe en el Congreso.
    La implicación de todo esto es que en un país en donde un sector importante de la política ha sido cooptado por las mafias, la corrupción se vuelve prácticamente intocable.
    LaSillaVacia.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Reportajes

Artículos mejor calificados

Blog Stats

  • 453,356 Visitantes

Twitter @gejorDelicious Jorge Escobar

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 17 seguidores

POST ANTERIORES

REALYDAD EN LA RED

Facebook Realydad Myspace Realydad YouTube Realydadblip.tv Blogalaxia

EN LINEA

page counter
A %d blogueros les gusta esto: